Alternativas al capitalismo

Una alternativa al capitalismo es el mentado cacadeísmo, que expuso explayadamente Juan K. Catúa, en su obra “Cacadeísmo sustentable”.
El cacadeísmo consiste sintéticamente en que tanto bienes como servicios se transaccionan con caca como moneda de intercambio. Al ser la caca un producto de fácil y pronta disposición, se eliminan las preocupaciones que resultan de su carencia. Además, todo el mundo tiene acceso a la caca por lo que se elimina la pobreza ( pobres los estreñidos ). Por si fuera poco, pocos tendrían inclinación a acaparar, salvo en el caso de los cagadores; mientras que los más acaudalados, serían en verdad unos cagones. Por lo tanto, cuando vayas a sentarte al inodoro tan despreocupadamente, pensá bien el destino que le estás dando a tu fortuna.

Anuncios

Hipocondríaca hipocresía

Agggghhhhhhh estamos cansados de ésta sociedad hipócrita!!
Vamos a dar vuelta las cosas con una vuelta de tuerca!!
Acomodemos al cómodo.
Basuriemos al basurero.
Cojamos al cojo.
Cirujiemos al ciruja!
Psicopatiemos al psicólogo.
Curemos al cura!
Fumemosnos al fumón.
Timemos al timorato.

Esto no puede quedar así o nos conformaremos con la conformidad!
Es hora de callar la calle!
Patiemos al patán.
Escojamos cogerlos.
Tomemos el tomo.
Libremos los libros!
Batallemos los talleres.
Opaquemos el paco.

Tenemos que resistir, tenemos el poder, el pueblo sabe querer!
Degustemos el gusto.
Vibremos en vibrador.
Usurpemos la usura!
Sirvámosle al siervo.
Retengamos el retén.
Apresemos al preso.
Apestemos el pesto.
Apostemos la posta.

Si nos quedamos impávidos palideceremos! Tenemos que confrontar al frente!
Retruquemos el tuco.
Enriquezcamos a Enrique.
Empoderemos la pomada.
Chiflémosle al chiflado!
Soltemos la sutura.
Descompongamos la compota.

Gritemos bien fuerte y muy alto: ¡¡Por muy fuerte y bien alto que grites no nos callarás, Cayo Augusto!!

Código bocine

Tal como otrora gente especializada se comunicaba a través del código Morse, hoy día utilizamos en la calle un código implícito para la comunicación empleando la bocina. Era necesario explicitarlo, más que nada para aquellos que no están al día.

Tu – Dale que tenés el verde
Tu Tu – Ya cambió el semáforo, jetón/a
Tuuuuuuuuu – Apurate que el semáforo va a volver a rojo y llego tarde para hacer la siesta
Tu Tuu Tuuu – ¡Chau viejito/a!¿cómo andás?
Tuuuu Tuuuu – ¿No ves que estoy pasando yo?
Tuu Tuu Tuuuuuuuuu – ¡Pelotudo/a! ¡Andá más despacio!
Tuuuuuuuuu tu tuu – ¡Estás igual!
Tuu Tuuuuuuuuuu- ¿Te olvidaste quién tiene la derecha, la concha de tu madre?
Tuuuuuu Tu Tuuuuuu – Apurate o dejame pasar, forro/a
Tu Tu Tuuuuuuuuuuuu – ¿Y ahora qué mierda pasa que no avanzan?
Tuuuuuu Tuuuuuuu – ¡Andate bien a cagar!
Tuuu Tuu – ¡Remisse!

La cabeza

-Buen día, le traje esta cabeza para que me la configure.
-¿Qué problemas presenta?
-Ya no sabe qué pensar.
-¡Ah perfecto! Bien, se la vamos a tener que formatear.
-¡Uh! ¿y voy a perder los archivos?
-Sí, pero no se preocupe, la memoria se va llenando en pocos días. Con un poco de televisión, youtube, netflix y redes sociales se acelera el proceso.
-Bueno, ¿le pueden instalar algo de lógica y congruencia?
-¿Lógica? ¡Eso no se usa más! Le puedo ofrecer pragmatismo, que es lo que viene ahora.
-Mmmmmm tengo dudas….
-En ese caso, tenemos un evacuador que anda muy bien.
-Bueno. ¡Ah! Una cosita más: no se olvide instalarle un antiage.
-Quédese tranquilo, la cabeza le va a quedar como nueva.

Disfraces (You may say I’m a dreamer )

En la pantalla se proyectan dos filmes: uno es “Retroceder nunca, rendirse jamás”; el otro no sabemos, pero tiene el logotipo de Volver. El aparato está en silencio y en otras habitaciones se escucha música que distrae la atención. Las letras y los sonidos se entrecruzan y uno se forja una mezcolanza de nociones y rumores que se sazonan en la ensaladera de plata de la copa Miles Davis. Los setenta, los sesenta, miran para un lado; el dos mil cien no quiere ni mirar. Miles es quien enciende la fogata y ellos aprovechan para fotografiarla en su radiante Luz.

“Y dónde están ahora los geniales científicos
Inventando la bomba de rayos pacíficos”.
Gente del futuro – Miguel Cantilo

“Cuánta verdad… que hay en vivir
solamente, solamente importa
el momento en que estás.
Sí, el presente y nada más”.

Presente – Vox Dei

“Pobre eres si no llevas repletas las arcas
de tu corazón”.
Buen día, día – Miguel Abuelo

El guardaparques con un matafuegos finiquita la ceremonia y la juventud se dispersa. Los unos buscan reggaetones; los otros, cazan pokemones. Mirando las cenizas, Miles ve claramente el rostro de John Lennon… o lo imagina.

El paso del tiempo

¡¡Cómo pasa el tiempo!! ¿Cómo pasa el tiempo? La noche sigue al día, el día a la noche; al amanecer el mediodía, a la tarde el atardecer. Cae la noche y le sigue el día, y así sucesiva y extensivamente. Al invierno le sigue la primavera, al fin del calendario un nuevo almanaque; al verano le pisa los talones el otoño, y tras éste llega el invierno, crudo y frío. A agosto lo sigue septiembre y al martes, indefectiblemente, le sigue un miércoles. ¿Y qué hay después de un sábado? Claramente, un domingo. A las tres pm le sigue las 4pm y, tras la medianoche, comienza un día antes de que amanezca.
Así pasa el tiempo, y yo pensando cómo pasar el tiempo.