Preámbulo

Vos, el representante del pueblo de la Nación Argentina, sentado frente a la Pantalla Audiovisual Inteligente por voluntad y elección de los medios que la componen, en cumplimiento de intereses preexistentes, con el objeto de vislumbrar la unidad nacional, percibir la justicia, consolidar tu paz interior, cimentar el sentido común, proteger tu bienestar material y augurar los beneplácitos del control remoto para vos, tu posteridad y para todos los personajes que quieran desfilar en la televisión argentina; invocando la protección del Sillón, fuente de todo confort y relax: ordenás, decretás y establecés esta Programación para la Nación Argentina.