Lluvia de dólares

Hoy les presentamos “LLUVIA DE DÓLARES” ( Brewster´s millions ). En un remake 3D de Walter Hill, nos encontramos con la historia de Brewster ( Richard Pryor ), un deportista amateur que se topa con un particular testamento de un finado tío: derrochando varios millones de dólares en un tiempo limitado sin quedarse un céntimo para sí, heredará diez veces lo que gastó. El dilema no es menor, para el espectador que sólo puede obtener dos millones al mes, ni para él, ya que el ritmo de gastos actuales se ve acotado a partir de la eliminación de las subvenciones estatales, recortes presupuestarios -sobre todo en educación globalizada-, cesantía de miles de sorrentinos autóctonos y, desde ya, la tan temida pero estilada inflación a mano alzada.


Mientras algunos festejarán que los números finalmente a Brewster “le cierren”, a excepción de una fábrica de infladores que negándose a interrumpir sus actividades, representará a algunas de las cuales tales tiempos son propicios en materia de creación de empleo, el mismo Brewster dilapidará la codiciada ( ¿por quién? ) suma obteniendo a cambio en el final del lapso un monto superlativo. Si el espectador cree que esta práctica de gastar precipitadamente para obtener réditos superiores no se condice con la lógica económica, sinceramente, no comprende de intereses incorpore sana, cada semana, manzana. El desarrollo es vertiginoso y la lluvia de dólares en la city favorecerá la concordia de los secuaces de Brewster, y para la otra, un poco más triste, está la solidaridad de sus hermanos, ¡che! Frases populares dichas en momentos inoportunos por gente de dudosa disciplina, como ser: siempre que llovió, paró; dan lugar a interpretaciones especulativas o inescrupulosas que, o bien, generarían corroídas cambiarias o interrumpirían tus vacaciones familiares intempestivamente. Por eso aconsejamos disfrutar de esta comedia dinámica y versátil, relajadamente con un gigantesco cono de pop corn flakes en la izquierda, para que vuestra crujiente masticación pueda haceros evitar escucharos los comentarios de vuestro vecino de butaca, que seguramente ya habrá visto la versión original. Con la diestra, podéis sosteneros un ejemplar de un periódico que esté al alcance ( de vuestro bolsillo ) sobre vuestra testa, para no mojaros.
A partir de esta noche, en todos los cines techados del país.

Anuncios

Historias mínimas

¡Bienvenido, nuevo socio!
Haremos todo lo posible
por evitar lo sensible,
pensaremos todo por usted
administrando sus momentos de ocio.
Hemos descubierto un viejo truco:
hace años, nuestros asociados
simulaban alegría reflejados
al ver su rostro frente a sí,
por lo tanto, decidimos así
prolongar la herética diatriba
homologando la surrealista fachada
con nuestra anagógica cruzada.
Por lo pronto, no baje la mirada
y de sonreír usted no olvide
que nunca hubo un cielo arriba
tan sólo cámaras, descuide.

Sazonaremos la naturaleza
a los de afuera le daremos un pesto
pero tranquilos, a ustedes tuco.
Verá que aquí todo sabe a pureza
nuestro esquema y nuestra vara
de medir cómo vive el resto
que no adopta nuestro reglamento.
Para ellos tenemos sólo un lamento:
Al buen tiempo, Malacara.

Alegría

Hoy les traemos la presentación de la mano del maravilloso Circo del Sol, el film “Alegría”. En una producción revolucionaria, repleta de bailes de todo tipo y en diferentes eventos y circunstancias, el eje central de la película se mueve sobre el abuso de poder de los gobernantes, con decretos que danzan al compás de la música escogida por el jefe de gabinete y vetos que se cantan entre los Cuarenta Principales. Nadie podrá decir que el film no es entretenido y la subsistencia trae aparejado un desarrollo cerebral inesperado entre los espectadores, debido al ingenio al que deberán recurrir para obtener siquiera algunos popcorns que, lejos de divertir, serán la escasa ración alimenticia de muchos que harán poner el grito en el cielo a los nutricionistas, aduciendo escasez de diversidad en el plato de comida diario –la película se extiende del diez al 10- y la falta de colores en el mismo ( para esto encontraron resistencia en la publicidad oficial, debido a que hacen hincapié en que el color está dado justamente en el plato y no en su contenido; dicho sea de paso, no es un plato como tal, ya que es un cono, amarillo ). Mientras tanto, suceden cosas vistosas que llaman la atención, como los pasos al costado de aquellos que hacen el trabajo sucio en el centro de la escena monetaria, pero a la derecha de la pantalla. La iluminación es muy buena, sobre todo donde las velas hacen su labor medieval, y la fotografía del film es excelente, con muchas caras sonrientes en los despidos. Por su parte, el maquillaje no se queda atrás, sobre todo en heridas de balas de goma. Como moraleja, la película deja entrever una luz de esperanza para la recuperación de la libertad al pinchar los globos de los que se sueltan palomitas de maíz en un vuelo rozagante. Y ahí se debate la dicotomía entre lo que unos dicen: ojos que no ven, corazón que no siente; y lo que otros manifiestan: panza llena, corazón contento; de allí el título del film.
Desde esta noche, en todos los cines del país que logran cubrir los gastos de electricidad.

It

Hoy les presentamos el trhiller “Eso” ( It ). Caratulada como película de terror, basada en un libro de Stephen King, Eso representa los miedos del ser humano y cobra diferentes formas ( arañas, payasos, globos, ministros, vetos ) para surgir ante un grupo de jóvenes que se reencontrarán varios años después ante las mismas circunstancias, un tanto más envejecidos quienes hayan sobrevivido a Eso, para reunirse y finiquitar sus más profundos temores, ante el lema de que la unión hace la fuerza. No obstante, Eso detenta todo el poder sobre el subconsciente de Aquellos y se presentará en diversos ámbitos y de las maneras más inesperadas, como la suba del iva a través de la no renovación de la devolución automática del porcentaje; la inflación de un dígito, que hace un año se mensualizó para distracción ( más iva ); las vacaciones de los mandatarios y un deja vú de alguna inundación difícil de televisar; o cambios en el gabinete del mejor equipo de los últimos, años cincuenta. Quizá los incendios no representen tanto a Eso, por lo que Aquellos se levantarán exigiendo que Eso muestre finalmente su verdadero rostro, como alguna vez le ocurrió a Piñón Fijo, aunque en diferentes situaciones, pues mientras éste divertía y brindaba felicidad y alegría ( no revolución ) a los niños, Eso iba en dirección contraria como si le faltara la chaveta, se pasó de rosca con los cambios o financió la bicicleta con Lebacs. Si bien el film dura cerca de 3 horas, Eso no es motivo de alarma, pero por las dudas el espectador debería activarla al bajar del coche, pues su rostro maléfico lo podría enceguecer y hay algo que queda claro con la narrativa de King y su don: con Eso no se jode.
Vea, desde ésta noche, Eso, en todos los cines del país que estén en eso.

Regresaron los vivos de la muerte

return

Hoy les presentamos “REGRESARON LOS VIVOS DE LA MUERTE” ( Return of the living dead ). Esta parodia narra la reaparición de seres indolentes que se sustentan del cerebro de los seres pensantes y que, paradójicamente, éstos últimos tras ser atacados se convierten a la nueva vieja religión que los une en un abrazo fraternal cuyo culto queda a criterio del espectador, según sean parte de aquellos o de los últimos mencionados. Con imágenes desprovistas de toda realidad pero impregnadas del imaginario colectivo pues se basa en imaginaciones proyectadas por escritores de hace más de dos mil años que conformaron un libro sagrado y extendido en todo el globo a través de la tergiversación cultural, el film crea un sentido de lo estético opuesto a cómo se verían esos seres en caso de formar parte de una sociedad constituida sobre la base de la especulación monetaria como la actual en la que se mueve. Como anécdota para darle color, siempre hay alguno que se salva a pesar de los miles que se ven afectados, y esto posiblemente estremezca al espectador despojándolo de todo intento reflexivo de la situación de los últimos tiempos, así que cuidado con eso. Lejos de asustar con sus máscaras, esos seres llegan a unir al resto con un simple mordiscón, y sus fines se ocultan magistralmente por el autor, por lo que deja abierta una puerta al espectador atento, a pesar de las impactantes visiones que se le presentan al grito de: ¡sesos, sesos!, que probablemente lo mantendrán en vilo, si es que le queda algo. En caso contrario, no olvide conseguir su ración diaria de algún vecino de butaca y/o amigo virtual.
En todos los cines del país a partir de esta noche lúgubre.

Stanno tutti bene

Ils vont tous bien! Stano tutti bene 1990 rŽal. : Giuseppe Tornatore Marcello Mastroianni Collection Christophel

Hoy les presentamos el film “Están todos bien” ( Stanno tutti bene ) de Giuseppe Tornatore. Un hombre mayor, jubilado ( Marcello Mastroianni ), decide recorrer el país a visitar a sus hijos para ver cómo viven en sus distintas ciudades. En su recorrida encontrará bajo una fachada de prosperidad una profunda tristeza ( a pesar de la alegría que revolucionó sus actos, bailes incluidos ) e insatisfacción en sus hijos y sus famiglias. El periplo es por demás elocuente, ya que recorre en poco más de veinte años unos setenta mil millones de kilómetros en moneda local y corriente, que se reducirán a un exiguo uno por ciento, a costear en treinta años. De todos los hijos que visita, hay uno que le llama la atención, no por sus simpáticos decretos, sino por la habilidad para distraer a los medios de las medidas que, como funcionario público, decide tomar, acompañando con un uvasal a su ministra twittera. Entre ellos se destacarán los flamantes cesanteados por incompatibilidad con el modelo, la quita de retenciones de la que se prohíbe hablar públicamente, la reducción de medicamentos a la veterana población, el alza desopilante de tarifas excluyentes, la inacción ante la desbordante inflación y demás excentricidades del bailarín, contrarrestando el malestar estomacal con vacaciones cada siete días, con algún festejo encubierto. El hombre encontrará que la pobreza en realidad es una distorsión de la comprensión de la realidad, por lo tanto la misma equivale a cero. Nadie es pobre, todos tienen amor para dar. Y, a excepción del hijo con problemas de salud en sus costillas, están todos bien.
Vea Están todos bien, desde ésta noche, en todos los cines bien del país.

La grieta

Hoy les presentamos “LA GRIETA”(The rift). Con guión de Juan Piquer Simón, la historia real se basa en escenas de la vida de ficción, donde un submarino experimentalmente nacional naufraga debido a que el capitán disipó su atención distraído por música Pop´. En su rescate, acude otro (Yellow submarine, The beatles) y los cambios televisivos son notables, donde las imágenes de extrañas mutaciones de las criaturas que allí habitan se transforman en palabras que transmiten nada similar o contenidos aerostáticos de simpatía para nuestros infantes, alejándolos así del horror que presuponía el guión original de Simón, augurándole un futuro promisorio.
El film se anunció desde comienzos del año anterior y finalmente llegó el esperado momento de su estreno esta noche en todos los cines del país. No deje de ver “La grieta” antes de que se profundice o se disipe con la Unión de Santa Fe.