Archivo de la etiqueta: Argentina

Clasificación de boludos

(Sepan disculpar esta boludez)

 

-EL RENEGADO: Es el boludo que reniega de su boludez y no sabe cómo deshacerse de ella. Frase de cabecera:”Ojo que yo no soy ningún boludo, eh”.
-EL DISTRAÍDO: Es el boludo que no reconoce su boludez y la muestra orgulloso. Frase de cabecera:”jaja qué boludo que soy”.
-EL TÍMIDO: Es el boludo que se sabe boludo y le da un poco de vergüenza su boludez. Frase de cabecera”Y si, a veces soy medio boludo”.
-EL ENGREÍDO: Es el boludo que ignora su boludez y presume de ella. Frase de cabecera:”Como no soy ningún boludo como vos…”.
-EL ESPECTADOR: Es el boludo que se alegra con la boludez ajena. Frase de cabecera:”Jaja ¡estos boludos son unos fenómenos!”.
-EL ILUSO: Es el boludo que envidia las boludeces de los demás. Frase de cabecera:”Mirá si yo fuera tan boludo como ese…”.
-EL SHOWMAN: Es el boludo que capta la atención de los boludos. Frase de cabecera:”Escuchá, boludo, escuchá”.
-EL LABORIOSO: Es el boludo que trabaja para ser cada día un poco más boludo. Frase de cabecera:”Vos no sos más boludo porque no te esmerás”.
-EL SOLITARIO: Es el boludo al que ningún boludo le da bola. Frase de cabecera:”¿Dónde carajo estarán todos esos boludos?”.
-EL INFLUENCER: Es el boludo al que lo siguen una manga de boludos. Frase de cabecera:”Hagan como yo, no sean boludos”.
-EL PELIGROSO: Es el boludo cuyas boludeces causan daños a los boludos. Frase de cabecera:”¡Lo hice mierda por boludo!”.
-EL LINGÜISTA: Es el boludo que juega con las palabras. Frase de cabecera:”Tengo cara de boludo, pero no soy ningún boludo”.
-EL ADIVINO: Es el boludo que lee la mente de los boludos. Frase de cabecera:”¿Vos te pensás que yo soy taaaaan boludo?”.
-EL EMPÁTICO: Es el boludo que se apena con las boludeces de otros boludos. Frase de cabecera:”Son unos pobres boluditos…”.
-EL MEJORALITO: Es el boludo que cada vez hace mejores boludeces. Frase de cabecera:”¡Pero cada día estoy más boludo!”.
-EL APLAUDIDOR: Es el boludo que festeja todas las boludeces. Frase de cabecera:”¡jaja qué genios que son estos boludos!¿no, boludo?”
-EL ESTUDIOSO: Es el boludo experto en boludeces capaz de clasificar boludos. Frase de cabecera:”qué boludo simpático fulano”.

 

BTxJF5KCUAAuDsn

Código bocine

Tal como otrora gente especializada se comunicaba a través del código Morse, hoy día utilizamos en la calle un código implícito para la comunicación empleando la bocina. Era necesario explicitarlo, más que nada para aquellos que no están al día.

Tu – Dale que tenés el verde
Tu Tu – Ya cambió el semáforo, jetón/a
Tuuuuuuuuu – Apurate que el semáforo va a volver a rojo y llego tarde para hacer la siesta
Tu Tuu Tuuu – ¡Chau viejito/a!¿cómo andás?
Tuuuu Tuuuu – ¿No ves que estoy pasando yo?
Tuu Tuu Tuuuuuuuuu – ¡Pelotudo/a! ¡Andá más despacio!
Tuuuuuuuuu tu tuu – ¡Estás igual!
Tuu Tuuuuuuuuuu- ¿Te olvidaste quién tiene la derecha, la concha de tu madre?
Tuuuuuu Tu Tuuuuuu – Apurate o dejame pasar, forro/a
Tu Tu Tuuuuuuuuuuuu – ¿Y ahora qué mierda pasa que no avanzan?
Tuuuuuu Tuuuuuuu – ¡Andate bien a cagar!
Tuuu Tuu – ¡Remisse!

¿Qué se puede hacer ante la veda y qué no?

Ante las dudas que surgen en este nuevo acto eleccionario, dejamos asentado los ítems que más le interesan a la comunidad.

¿Se puede beber sin moderación?
Efectivamente, todo lo que el cuerpo aguante, sólo que en éstos casos se recomienda no conducir y para ello se le puede solicitar a algún amigo que nos lleve a votar con la boleta escogida en estado de mediana sobriedad previamente guardada en un bolsillo.

¿Se puede coger?
Desde ya, se puede tener sexo sin control, participar en orgías, sexo pago, ofrecer servicios sexuales y practicar nuevas posturas del kamasutra. Se recomienda no coger en el cuarto oscuro ni dejarse coger por los candidatos.

¿Se puede opinar en las redes sociales?
Claro que sí, podemos expresar nuestras miserias a través de la web y compartir gustos con otros participantes para entrar en sintonía con lo que otros digan, a fin de que acompañados no nos sintamos tan pelotudos ni miserables.

¿Se puede leer?
Sí, sólo libros de autoayuda o, en su defecto, psiquiatría.

¿Podemos mirar televisión?
No, está prohibido por el artículo 74 bis del código electoral. Sin embargo podemos mirar ciertos canales en la computadora o el celular, ya que no están contemplados en el mismo artículo.

¿Podemos comer asado?
Se puede hacer asado sólo en los casos en que la cantidad de comensales sean un número par. Para salvar la situación puede invitar a un vecino o a mí, por qué no.

¿Se puede gritar “Viva la patria”?
No, está prohibido desde el 76, salvo que aclare que con patria se refiere a Norteamérica o a Francia.

¿Podemos ir a pescar, a la plaza o al parque con los niños?
Esto queda a criterio de los niños. Usted no tiene injerencia en su decisión, ni en la elección del gusto de helado que ellos tomarán.

¿Se puede perecer durante el escrutinio?
No, los fallecimientos se suspenden hasta que se cuente el último voto. Si Usted tiene los días contados probablemente tendrá que esperar a que se conozcan los ganadores de la elección. Se recomienda paciencia.

Cuestiones del querer

Es inevitable para todo ser sintiente sufrir al ver sufrir, y mucho más cuando se trata de un ser querido. Sin llegar a ser el mismo sufrimiento que el que lo sufre propiamente, se siente.
Dicho este prólogo, lo que uno quiere del otro intrínsecamente es su presencia. Y esto se hace palpable cuando la idea de muerte sobrevuela. Las variaciones de ese amor ( no se habla sólo de pareja, puede ser un hijo, un hermano, un amigo ) pueden ir desde la forma, la alegría, la dulzura, la verborrea, la tranquilidad o todo lo que ese ‘otro’ nos transmita. Pero, no obstante, cuando el amor es genuino todo eso puede desaparecer dejando al desnudo el hecho de que lo que amamos es la presencia del otro. Te quiero chueco, con un ojo colgando, con pocos dientes, sin pelo, ¿se te cayó el culo? más boludo que nunca, cada día más torpe, aunque no te rías. Claro que me encanta verte feliz, pero todo puede mejorar. Si hay vida, hay esperanza, y por eso hoy quiero que estés.

Virtualismo y cancionero

Pierdo el tiempo
El escaso tiempo
Se me acorta.
La vida se te escapa
Boludeando, así nomás
Y se va, para no volver
Y no saber si te gusta.
Un hospital da cuenta
De la cruda realidad,
Entre el dolor y el olor
A medicinas y terapias,
Los pajamédicos te darán
Un último toque de sensualidad
Es como que te masturbe la parca
O invitarla a un café
Y dejarla pagando
Esquivando con dignidad
La sentencia fatal falaz.
El circo, contrariamente
Arbitrariamente digamos
Escoge sólo una faceta
A la cara se la devoró la careta,
Hablar con uno
Es hablar con un millar,
Conocerse, es hablar al callar.
Pero ¿hay quién oiga
entre neurosis y fonemas
Lo que dice la voz al cantar?
¿Hay quién vea, hoy,
Entre ceguera y oscuridad
Cuando se apaga el celular?
¿Pero hay quién diga
Entre lo que se haya dicho,
Algún mensaje que toque
tu frágil, sensible, ilusión?
No encuentro, mis queridos,
En este facebook del orto
El botón para dejarme de seguir.
Por eso sigo, sigo hinchando
Hinchando un poco los huevos
Para ver si entre tanto cacareo
Un día aparece un pichón
Con ganas de alimentarse,
Decime si crees que Shakira
Ha vuelto a enamorarse.
El hombre viste multitud
Multitud de disfraces
Engañando a los inocentes
Como al pueblo este presidente
La gente que piensa y siente
Se ha quedado sin durmientes
En Pampa y la Láctea vía
Esperando una copa ‘e leche.
Volviendo a dicho hospital
Más de algún profesional
Le otorga con su actitud
Un poco de algarabía
Al clima, a la latitud
Que se quedó tu porfía.
Regresando al circo social
Es difícil de expresar
Cómo es que para muchos
Se ha tornado lo virtual
Sustituto de lo real
Pese a que strawberry fields
Nothing is real forever.
Esto se escribe con prisa
Por lo denso del mensaje
Pero se lee con pausa
Pa’ no perder de vista el paisaje.
Y qué te estaba diciendo
Se hizo extenso este filtro
Qué algunos llaman poesía
Es pa’ dispersar la manada
La gente camina aferrada,
Se apoya en cualquier bobada
Para dar un paso adelante
Caminante no hay camino
Sólo un túper con pepino.
Me voy quedando sin letras
En esta tersa composición
El vino que ahora viene en tetra
Le da tinta a esta narración,
Entonces las caras pintadas
Van llamando nuestra atención
La de un payaso maquillada
La de un ministro botón.
¿Quién sabe con qué estocada
Culminará esta canción?
Quizá se despida holgada
Con un simple emoticón
O le dará la puntada
Sin hilo a ese pantalón.
Probablemente no muera
Si se aburrió aquí el lector
Porque ella dejó siquiera
Simbología en cada sector,
Tal vez el lector orondo
Con algún verso se rió
Pero este poema o sorongo
Se va a la puta que lo parió.