Leyes de Murphy Gran DT (2)

-Ponés a un tapado creyendo que puede dar la sorpresa, no juega.

-Ponés a un jugador que pocos lo tienen creyendo hacer diferencia, suma 5 o menos.

-Sacás a ese jugador pensando que no juega, juega y suma bien.

-Si tu equipo viene subiendo, se cae.

-Si tu equipo viene cayendo, se hunde.

-Estuviste a punto de ponerlo, no lo hiciste y anda bien.

-Estuviste a punto de sacarlo, suma mal o resta.

-Venís pensando en poner a un jugador, cuando te decidís se lesiona.

-Si el titular no juega, el suplente suma poco.

-Si el suplente suma mucho, juegan todos los titulares.

Anuncios

Leyes de Murphy Gran DT (1)

-Sacás a ese jugador que tenés hace rato en el equipo y no suma más de 5 puntos fecha tras fecha, hace gol y/o es figura.

-Tenés un jugador en el equipo y mirás su desempeño por tv, lo amonestan o erra goles increíbles.

-Ponés al jugador en tu equipo que viene sumando lindo y que todos lo tienen, deja de hacer goles y suma ordinario.

-Ves el partido por tv donde creés que tu jugador puede ser figura, no lo dan y, encima, le ponen bajo puntaje.

-Si un jugador de tu equipo puede sumar poco, suma menos.

-Si hay un gol en contra en la fecha, lo tenés en tu equipo.

-Penal errado, en tu equipo está.

-Si tu equipo arranca bien la fecha, termina mal.

-Si tu equipo arranca mal la fecha, termina peor.

-Si a tu arquero no le hacen goles, lo amonestan.

Carta a los seguidores del blog

Punta Alta, 1 de septiembre de 2017

Queridos blogolectores:

En éstos tiempos donde -más que nunca- leer es un placer y sólo pueden darse ese lujoso gusto aquellos que tienen algún tipo de fe en las letras, es interesante ver cómo se desenvuelven éstas entre nuestros conceptos previamente adquiridos y qué lugar le damos a lo que leemos entre las telarañas de lo preconcebido. Es por ello que al escribir ( y por ende, ustedes, al leer ) la comunicación puede tornarse fluida y estrecha entre dos sensibilidades, en éste caso el autor y el lector, o se vea tristemente entorpecida pues lo expuesto no tenga ninguna llegada al mismo, sea porque lo expresado no le dice nada, no le agrada o le es indiferente. En todo caso, mucho de lo escrito tiene que ver con lo vivido por ambos, por lo pensado, por lo creído, por lo entendido, y de allí surge la posibilidad de una comunicación entre el autor, con su escrito, con el lector, a través del mismo. Ésto trae aparejadas dos cuestiones: una, es que el lector se interese por la obra del autor del escrito y quiera conocer más; la otra, es que el lector se involucre con el escrito y tenga interés en comprender lo expuesto. En ambos casos, la comunicación se abre a nuevas dimensiones, más allá de que el lector tenga algún tipo de relación o no con el autor. Dicho esto, no quiero dejar pasar la oportunidad de invitarlos a visitar mi otro blog, a quienes no lo conocen, La otra mitad ( https://laotramitad.wordpress.com ), donde podrán encontrar textos de diversa índole, entre poesías, cuentos, relatos y otras yerbas, donde podrán leer y degustar más letras del mismo autor, con diversas cuestiones expuestas e indicios de otras no tan expuestas.

portada la otra

Si bien, la cultura que embebe al autor, dada por su país de origen y residencia, los medios, la educación y demás, y al lector, a veces puede ser una distancia insalvable, si se han interesado por algo de lo que aquí publicado es claro que se tienen cosas en común en nuestro carácter de seres humanos y es por ello que puede haber claramente comunicación, placer en la lectura, reflexión y alegría entre las letras y diversos y variopintos motivos para seguir los blogs, y con seguir no quiero decir apretar el botón donde dice seguir, sino interesarse en la obra del autor de los mismos que está destinada al lector. Al día de la fecha, hay publicadas más de trescientas entradas, entre cuentos, poesías y diversos textos, además de los cuentos y narraciones más extensas que pueden descargar aquí mismo, por lo que no se pueden quejar, al menos de aburrimiento, en todo caso sus protestas y reproches podrán viajar por otros canales, por lo que deberé pulir mis nuevos textos para seducirlos.

Sin más de momento, espero disfruten su visita por Circo lunar y nos veremos, letras mediante.

Saludos, Leandro.

Cono de zonfort

Hace algún tiempo estaba de moda decir que todo fluye. Poco después, era honrado decir que todo vuelve. Hoy día, la corriente del neopensamiento eclipsado me invita a dejar mi zona de confort.
Lo que me pregunto es: si dejo mi zona de confort, teniendo en cuenta que no por haberlo olvidado no todo deja de fluir, y habiendo digerido la idea de que todo ha de volver, ¿no regresaré a mi punto de partida, es decir, a mi actual zona de confort? Con Fort, que en paz descanse, esto no pasaba…

( Hay un modus operandi en la sociedad que orquesta la idea de tomar ideas y ponerlas en boca de mayorías. Los gestores se ríen a carcajadas y hay quien, con escaso criterio, las toma en serio. El hombre no piensa per se y, cuando lo hace, entra en una dimensión sin límites donde el confort es lo de menos )

Borrachín

¿Viste que la gente cuando quiere parecer fina, para hablar del borrachín dice que tiene problemas con el alcohol? ¿Qué nos quiere decir? ¿Que no encuentra la botella de ginebra? ¿Que se pelea con la cerveza? ¿Que lo persigue el vodka? ¿Que es maltratado o apaleado por el whisky? ¿Que pierde discusiones a diario con el vino tinto? O será que, en todo caso, tendrá problemas de salud y convivencia derivados de su alcoholismo. Por el respeto a la diversidad etílica, llamemos a la cosas por su nombre: al pan, pan y albino chino. Viva la patria. ¡Hic!

albino

Movimiento


La idea de que estamos yendo es un tanto pueril. Casi bordea lo ridículo. Lo sensato sería decir: hay movimiento. Pero ese movimiento es lo que da ritmo, vibración, que no es pendular ni lineal en tanto nosotros; tal vez en la acumulación de cosas. El fin es cesación de movimiento. Todo se disuelve, como mierda en el mar. Por tanto, podemos acordar que sí, estamos yendo, de cabeza a la mierda.