Deshumanización

La deshumanización de la sociedad no tiene un registro de inicio, pero se viene gestando de la mano de la industrialización y el desarrollo del capitalismo, incrementándose con la doctrina neoliberal. Al hombre se le vendió la idea de ser un producto, quien la compró y se postula como en vidriera de zapatería. Los otros productos salen de shopping y compran, al tiempo que están en venta. Todo es marketing, desde posar para una foto hasta componer canciones. Los humanos que quedan están recluidos avergonzados y no los notamos en el mercado. El amor es mercancía, la comunicación es intercambio. Del mercado social pretendemos sacar alguna ventaja, algún beneficio como el que nos da un smartphone. Esa es nuestra búsqueda en el siglo XXI. Transacciones posmodernas: te doy para recibir. Y siempre la espera es mucho mayor de lo que se da. ¿Quién no sabe el valor del yuan? ¿Quién no sabe el precio del cobre? Estamos al tanto de tanto cambio, permaneciendo en la idea fija de poder tomar. Felicidad, amor, libertad, verdad, son palabras que se usan a piacere, cuestión que tiempo ha eran indicios de profundidad. En esta era luminosa la felicidad viene en botella o es una hamburguesa; el amor lo dictan las telenovelas y los reggaetones; la libertad es el poder de compra; y la verdad… bueno, no encontrarla nos habilitó a engañar, a mentir, a dejar de ser humanos para ser objetos. Y nos ponemos viejos, la puta madre…

Extractos del Martín Fierro aggiornados

Los humanos sean sumisos
porque primero es la ley,
prudente es tener paciencia
con un bono en lo´ tamango.
Pa´ troden no hay un mango
hoy se paiga a los de ajuera.

Otro:

Junta esperiencia en finanzas
hasta para dar y prestar.
¿Quien la tiene que pagar?
entre impuestos y llanto.
¿veiron que no se televisa tanto,
Crónica exception, el sufrir y el llorar?

Uno más:

Hay hombres que de su ciencia
tienen el cerebelo atrofiao,
hay paivos que son porfiao´
y te arraistran a reincidencia,
ducho es el que ha pactao
rematar hasta su concencia.

Relaciones tridimensionales

Todo tiene que ver con todo
Desde los riñones a un golpe en el codo.
El terciopelo con la conectividad
Las redes sociales con los adoquines
El neoliberalismo con la pubertad
La religión con las papas fritas


La vejez con la metafísica y la libertad
La estupidez con la palabra escrita
La adolescencia con los gorriones
El dolor con los emoticones
La inteligencia con los banderines
El cerebelo con la mar en coche
Y el sueño que tengo con las buenas noches.

 

Matutina

Hoy, el día trae la fragancia
el aroma de la existencia
el sabor que está en su esencia
que rebosa con tu presencia.
El sol brilla en tu elegancia.
Hoy el día trae la armonía
y la misma te dice buen día.

Errores gramaticales de la posmodernidad

El olfato suple las carencias de la visión. Un desecho puede verse como alimento si no lo olemos. El neoliberalismo huele muy mal y algunos se lo tragaron igual.

La necesidad del habla constante parte de una incomprensión o de la confusión que implica la comunicación esencial en la existencia. Los mudos saben todo y no les gusta escribir.

Muchos quieren agarrar: cosas, dinero, gente, a pesar de tener manos. Pocos son quienes tienen sensibilidad al tacto para tocar temas profundos (o piel) y que sientan recíprocamente.

El sentido de la vista del hombre común está exacerbado. Los ciegos perciben mejor que nosotros lo que está pasando con la sociedad y el mundo.

Debido a la atrofia auditiva del escucha posmoderno la esperanza de una salida feliz para el conjunto de la misma es nula.

De la estupidez, sálvese quien pueda.

Millones

La pregunta del millón:
la gilada, ¿quiénes son?
¿Somos todos o nosotros?
¿Ellos? ¿Sóis vosotros?
¿Son los de la otra vereda?
¿Los sobrinos de Pereda?
¿La gilada es hoy por hoy
todo aquél que dice soy?
¿Los amigos de don José?
Soy tan gil que no lo sé.