La estafa continua

 

Es el título de un disco de Sex Pistols, y además la bandera que algunos enarbolan. Desde un número llama una computadora para pescar con carnada rancia. Qué vivarachas que son estos mamotretos modernos, más que algunos otros que son quienes viven en definitiva, aunque sólo sea en el tiempo. Red Megatone y Confina, absueltos de culpa y cargo ( aunque tenemos el beneficio de la duda amparado en la constitución, artículo 14 ¡hip! ). A continuación un breve relato de lo que pudo haber pasado:

-Juan, tengo una idea que nos va a servir para paliar la inflación y el tarifazo.
-¿Laburar dieciocho horas, sábados, domingos, feriados y no tomarnos vacaciones?
-No, es mejor. Escuchá con atención: primero, constituimos una S.A. a fin de brindar servicios a empresas. No necesitamos nada, sólo una línea telefónica y una computadora. Puede andar sin problemas una 486 con windows 3.11.
-Ajá.
-La instalamos en cualquier casa de familia, ni siquiera necesitamos oficina. Después le tiramos unos pesos o un paquete de arroz.
-Y… el arroz sigue subiendo.
-Pará Juan, que no termina ahí. La dejamos programada para que llame a unos cuantos números ( lejos de la zona en que está radicada la línea, por si alguno quiere ir a tirar un cascote ), a fin de que alguno responda el llamado, lógicamente brindando otro número, de otra S.A. previamente constituida, con otro nombre ( ahora se me ocurre Garquetti S.A., pero después lo discutimos ) para evitar litigios. Esa línea también la instalamos en cualquier lado con una computadora que atienda y que sea una línea sin característica local.
-¿Entonces?
-De los que llamen o respondan por mensaje ( wasap incluidos ) coordinamos el pago de alguna suma, en una cuenta perteneciente a otra S.A., que acordemente también constituimos.
-Es buena, viejo…pero… cómo hacemos para que alguno “pique”.
-No sé, digamos cualquier boludez, como que para ganarle a la inflación le conviene pagar ahora, o… que si no paga le embargamos el sueldo, o… que la patria necesita su colaboración para salir a flote, o que al que paga, Dios no lo caga. ¡Qué sé yo! Le nombramos alguna empresa nacional o multinacional y lo tenés en el sobre.
-Sí, tenés razón. Y… ¿si alguno reclama el dinero de vuelta?
-Bueno, ahí mediante un sistema de vuelo espacial, desde una plataforma instalada en Córdoba, en naves espaciales vamos a salir de la atmósfera nos vamos a remontar a la estratósfera y desde ahí elegimos el lugar a donde queramos ir. De tal forma, que en una hora y media podemos estar desde Argentina en Japón, Corea o en la concha de la lora.
-¡Buenísimo, Carlos!

Anuncios

Mensajes en la cultura

Cada día nos llegan cientos y miles de cosas a través de los medios, las redes, la calle, la gente y la cultura, todos con algún mensaje que por norma pasamos por alto.

Cómo nos distrae Norma.

Encuentros interestelares V

Anoche tuvimos novedades. De las buenas y de las malas. Las buenas, que además fueron sorpresivas, es que Ali es hembra ( no diremos mujer para que las terrícolas no se ofendan ) y además ¡¡está embarazada!! Ella nos contó que tras la fecundación se van gestando los diferentes embriones que luego dará a luz. La imagen fue tomada del aparatito de Ali que es una especie de ecografía, en el que vemos embriones de distinta edad, algunos muy recientes, por lo que no sabemos aún el número final. Lo celebramos en La Robla, y a pesar del mal tiempo lo pasamos lindo, entre pizzas y cervezas, incluso Ali se animó a cantar. Allí fue que Ali finalmente se despidió porque mañana ( por hoy ) tienen un encuentro en Córdoba capital.
La acompañamos al ascenso a la nave espacial y nos quedaron dando vuelta varios recuerdos y muchas preguntas que, quién sabe, cuándo serán respondidas por la ciencia moderna.

Encuentros interestelares IV

¡¡Qué día!! Con la lluvia con Ali nos quedamos en casa a jugar a la generala, pero ahora tenía ganas de ir a hacer unas compras así que nos dejó un rato, quedando un poco preocupados por si algún coterráneo lo quiere raptar.
Ali nos contó por qué no le gusta que le digan marciano. Nos explicó que en Marte vivía una raza bélica que invadió su planeta, cercano a Betelgeuse, y tuvieron que reconstruir todo. El problema para esa raza marciana fue que no toleraron la atmósfera del planeta de Ali y se desintegraron. Dice que no todos los marcianos son así, pero tienen mala fama.
A la noche vamos a ver alguna en Netflix, pero Ali nos pidió que la cortemos con la ciencia ficción.

 

astro4

Encuentros interestelares III

Mientras espero, laboriosa tarea que todos desmpeñamos, les cuento que anoche fuimos con Ali a camuflar el aparato que usa para descender y ascender a la nave espacial que sigue en suspensión ( que funciona con atributos de camaleón a la luz del día, por eso no la vemos a simple vista, y de noche apagan las luces, excepto cuando alguno va al baño ). El nombre de dicho aparato que pueden apreciar en la imagen que tomamos antes de camuflar en el descampado, que no vamos a ubicar dónde está porque se llenaría de curiosos, es algo así como ‘phyrolátigu’. Y les digo algo así porque cuesta entenderle todo a Ali, pero hacemos lo posible ( después de ésto nos van a querer contratar como traductores de toda la galaxia ). No obstante, debido a que la fonética es similar nosotros lo llamamos pterodáctilo. Ali nos anticipó que pronto va a subir con el pterodáctilo a la nave y nos va a abandonar, por lo que, de a poquito, nos empezamos a despedir.

 

Encuentros interestelares II

Bueno, al final nuestro visitante de anoche anduvo por acá y nos dejó este artefacto de regalo que, al parecer, funciona como una especie de láser que quema con su haz de luz verde ( zoom sobre el punto negro ), pero sólo sobre objetos, no así en personas, animales, insectos ni plantas ( lo probamos en un jazmín para corroborar ).
El marciano a quien nosotros de cariño lo llamamos Ali ( diminutivo de alienígena, a quien no le gusta que le digan marciano, pero eso es otra historia ) nos dijo que iba a tomar algo al Bar y volvía. Lo estamos esperando para cenar, aunque no sabemos aún si las milanesas con puré son de su gusto.