Propagación propagandística

Hay cosas que, desde arriba ( no por Dios, sino por los poderes fácticos cabecillas del sistema ), están diseñadas para adolescentes por cuestiones que remiten a la capacidad para ser influenciados, a la compulsión a seguir esquemas de pensamiento rudimentarios y unidimensionales o personajes que los encarnen, a la potencialidad para consumir durante largos períodos, a la proposición de formar juicios equivalentes, a la puesta en escena de actos digeribles masivamente, a la fagocitosis del sistema con lo humano para convertir a la persona en agente mercantil, a la facilidad de propagar simetría entre pares y aquí le dejo un espacio para agregar su observación. De allí que se geste la ansiedad y la neurosis por ser parte de ello sin que le reporte un beneficio espiritual más que un mero entretenimiento para poder afrontar el tiempo, más allá de haber superado esa etapa no sin dolor y, para los que quedan out o fuera, siempre habrá una frase para contenerlos, como que se caguen, que se aburran, se están poniendo viejos, son antisociales o renegados o, simplemente, que se jodan. Lo que el sistema que se propaga epidémicamente no entiende ( y las partes no piensan per se, porque todo ya fue pensado por el sistema ) es que no están en contra de la sociedad ni mucho menos de la gente, están en oposición a él y se lo devoran cada minuto. Son las estatuas de sal que, inmóviles, fijan posición firme por haber mirado atrás.

Anuncios

Deje un comentario al pasar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s