Inquietudes siderales

¿Cuántos filósofos se devoró el fútbol?
¿Cuántos poetas domesticó la televisión?
¿Cuántos metafísicos se tragará el smartphone?
¿Cuántos corazones inundó el materialismo?
¿Cuántos pensamientos embarró el exitismo?
¿Cuántos cerebros apagó la religión?
¿Cuántos, decime cuántos, mueren a diario sin conocer?
¿Cuántos, decime cuántos, viven cotidianamente sin saber?
Es que tener cubre, cual manto místico, las carencias del alma, algo a lo que aferrarse para no caer en ese vacío completo, que es plenitud de ser. Es el escudo que separa el yo del tú, esa ilusión sideral que, en lapsos, nos ha hecho creer que la existencia es divisible, que la separatividad podrá suplir, con elegancia a la vista de las cosas, la necesidad de comunicación y el anhelo de unidad con el cosmos.

Anuncios

Deje un comentario al pasar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s