El tero

Nada más por abigarrado
sabe un tercio aterciopelado
el tero que el pterodáctilo
de los dátiles y del tilo.
Se toma té con tomate
se dirimen al mirar las miradas
en la madeja de la madreselva
si tiene lija su adorable hija
la pared desgastada desgrana
torrentes de manantiales
en recónditas líricas delirantes
la poesía escudriña el sentimiento
filósofos, metafísicos itinerantes
que venden su plegaria al viento
¿Qué sabés tú del ocaso
del éter, del vino, del vaso
que no sepan en Saturno
con la diestra, taciturno?

Anuncios

Deje un comentario al pasar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s