Diez recomandamientos

(sin temple de recomendaciones ni estirpe de mandamientos)

Evitarás juzgar a la gente, excepto a los dirigentes enajenados y ajenos a la necesidad de la gente.

Amarás a los demás, pero primero a tí mismo ( este eufemismo está de más).

Oirás la palabra divina, pues no sólo de pan vive el hombre ( salvo el panadero ateo de la esquina, que sin disimulo a las minas le mira el culo y desenvuelto se hace el vivo al dar el vuelto ).

Convidarás alimento a los pobres, y a los ricos darás alumbrado, protección policial, higiene y otros servicios con tus impuestos.

Aliviarás el sufrimiento y dolor del hermano, pero si es complicado mandalo al doctor, hermano.

Seguirás tu propia estrella sólo después de haberte estrellado siguiendo otras.

Al César darás lo del César, y si él se zarpa con lo que pide mandalo al sacerdocio.

Respetarás todas las voces pero por dentro dirás: ¡qué manga de boludos!

Nunca callarás tu opinión, lamentablemente para los que te oigan o lean que tendrán que padecerte.

Cargarás tu propia cruz y pagarás el doble la luz ( puede variar dependiendo de la zona de residencia y condición socioeconómica. Pero tu cruz la vas a cargar, aunque duela, hijoeputa ).

Anuncios

Deje un comentario al pasar

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s