Equilibrista

Vivir, ese sublime equilibrio
Entre razones y sentimientos
Entre mirar detrás de un vidrio
O enfilar firme hacia el pavimento.

Anuncios

Benvenuti

Al llegar a la vida nos tendrían que dar una guía al usuario que contenga las experiencias que a esta altura de la humanidad sean irrefutables. No alcanza con el método de prueba y error ni con corregir sobre la marcha en el marco de las relaciones humanas. Por ejemplo, se debería incluir la idea de agradecer cada gesto gentil que se nos ofrende como así también evitar causar un daño a través de los nuestros, sea en palabra o acción, para no tener que caer en la retórica fase de pensar que “ya la cagué”.